Jue07202017

Last update08:07:02 AM

Justicia Social

¿Qué igualdad? ¡Viva la diferencia!

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) Vayamos despacito, que vienen de prisa con su operación demolición. Vienen con el fanatismo a entregar a este país a cambio de nada, a ver qué pasa. Está película la hemos visto antes y no ha tenido un final feliz. La vimos cuando nos traicionaron empobreciendo al país al exigir en Washington la eliminación de los 300 mil empleos directos e indirectos de la 936. Todo por ser incompatible con la estadidad. Pero había que ser igual a los estados aunque se reviente el país y a esa traición la llaman igualdad.

Ahora los mismos personajes que encabezaron esa infamia, encabezan ahora el Comité de la Igualdad, a nombre de la plancha Tenesí, y sin mandato. Se les olvida que ganó el boicot a pesar del vaciado de listas. Y vienen con otro plan oculto a nombre de una falsa igualdad.

Leer más...

Recordando el 25 de julio de 1898

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) Con el nombre del estado de Estados Unidos, denominado Maine, el día 15 de febrero de 1898, el acorazado de la Marina estadounidense explotó en el puerto de La Habana, Cuba.

Inmediatamente la prensa amarilla de Estados Unidos, sostuvo una campaña de agitación pidiendo la “Declaración de Guerra” contra España, quien había sido culpada por el hundimiento del acorazado Maine. Este acorazado había sido enviado a Cuba, para proteger los intereses y la vida de los estadounidenses, que vivían allí, durante la guerra de independencia. El 12 de mayo de 1898. William T. Sampson, comandante de EE.UU. durante la Guerra hispanoamericana, bombardeó San Juan, capital de la Isla de Puerto Rico; por su creencia de que allí se encontraba la escuadra de Pascual Cervera, la más gigante flota de España en las Antillas. También trató de establecer un bloqueo en su hermosa bahía. Meses después, el teatro de guerra se movió a Cuba, donde pudo bloquear la bahía de bolsa de Santiago. La flota de Estados Unidos pudo mantener por días encerrada la escuadra de Pascual Cervera. Luego de unos días de espera, los españoles salieron de la bahía a mar abierto y fueran derrotados por la flota de Estados Unidos. Esta batalla marcó el final del dominio español en Cuba y en toda América, ya que en Puerto Rico, aunque Estados Unidos encontró resistencia a la invasión por Guánica, no se libró una batalla de gran envergadura.

Leer más...

Nosotros y PROMESA: ¿A quién le importa menos Puerto Rico?

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Lo interesante es que atravesamos el mes de julio, y el sentido de playa, se impone tanto en la isla como en el Congreso federal en los EE.UU. El país en crisis, la Junta de Supervisión Fiscal tomando decisiones que afectan la calidad de vida de los boricuas, y el gobierno de turno declarando, abiertamente, que no habrá de honrar ni la deuda con los bonistas, ni la deuda con los acreedores locales.

El gobierno de turno se ha lavado las manos, y mantiene una campaña política en torno a la estadidad, que solo ellos comprenden. Pero lo mejor de todo, es la ausencia de interés en el Congreso de Puerto Rico a examinar, un año después, que ha pasado con la ley PROMESA en la isla. El Congreso ha decidido tomarse vacaciones, y volver para el 5 de septiembre, con alguna idea de examinar, de ser necesario el impacto de la legislación federal en la isla.

Leer más...

Las cenizas, la ley 81 y la legitimidad del estado

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) En un artículo titulado Vencer o morir en la escalera del caos, de Daniel Iraberri, Luis Alegre y Pablo Iglesias, se afirma que la legalidad tiene la función primordial de fundir el poder y la legitimidad de modo que haga efectivo al estado. Esto significa, fundamentalmente, que es por medio de la legalidad que el poder y la legitimidad se hacen reales. En ese sentido sin legalidad no es posible tener poder legítimo pero sí es posible tener poder sin legitimidad. Para fines de nuestra reflexión es importante considerar el aspecto de la legitimidad de modo que podamos comprender cuál es el objetivo de la legalidad. Esta legalidad es necesaria porque es la única manera de actuar legítimamente dentro de una estructura democrática. Es por ello que es importante comprender las acciones del gobierno de Ricardo Rosselló y Tomás Rivera al aprobar una legislación que no tenía ninguna utilidad al respecto del control ambiental o el manejo de las cenizas en Puerto Rico.

Según los autores del texto comentado anteriormente la legitimidad “es ese conjunto de valores, límites, representaciones de lo que debe ser el poder y de lo que debe ser la sociedad, de lo que debería estar permitido y lo que no, que conducen a un pueblo a preferir un modo de vida, un modo de gobierno, una dirección para la sociedad…a preferir, en definitiva, una comunidad política y no otra”. Esa definición de la legitimidad señala que el carácter práctico de la misma está atado a la idea de la legalidad. Es por medio del ejercicio del poder legislativo, de poder imponer normas, que se ejerce la legitimidad siempre y cuando dicha legitimidad responda al carácter valorativo de la misma. Desde esa perspectiva es posible afirmar que el ejercicio de la legalidad hace que la legitimidad sea tangible y que cuando la legalidad se ejerce sin legitimidad, o contra la legitimidad, se convierte en poder arbitrario y por lo tanto un poder tiránico.

Leer más...

¿Cerrar las escuelas para abrir hospicios en Puerto Rico?

  • PDF

(San Juan, 5:30 p.m.) En Puerto Rico se ha criticado mucho la decisión de los últimos dos Secretarios de Educación de cerrar escuelas elementales y pronto, escuelas de nivel intermedio.

Desde el principio de la década de los noventa, decía a mis estudiantes universitarios, que se acercaba el momento en que Puerto Rico tendría que cerrar escuelas elementales y abrir más hospicios para su población envejeciente. Este cierre se debe a factores relacionados con el fenómeno de la dinámica de población imperante. Los Secretarios de Educación, junto al personal allegado, tienen la responsabilidad ministerial de explicarle a todo Puerto Rico, las consecuencias de este fenómeno demográfico. Año tras año, nuestra población infantil se nos reduce. Las causa para que ocurra este fenómeno demográfico son muchas y de muy diverso origen. En primer lugar la tasa de natalidad ha ido disminuyendo notablemente. Como consecuencia, el tamaño de la familia actual, se ha ido reduciendo. El número de niño(a)s que asiste a la escuela elemental ha disminuido, si lo comparamos con las décadas anteriores. Por consecuencia, ya no se necesitan tantas escuelas elementales. Los edificios y demás infraestructura que pertenecían a estas escuelas se les deben dar el uso común más adecuado.

Leer más...